Destacadas

Por irresponsabilidad de la alcaldesa, Manzanillo no presentó presupuesto de ingresos al congreso

El pasado 31 de octubre, la presidente municipal Griselda Martínez Martínez mostró nuevamente su irresponsabilidad en la conducción del Ayuntamiento de Manzanillo y debido a su actitud negligente no se pudo remitir al Congreso del Estado la Ley de Ingresos para el 2020 en el plazo legal establecido.
Esta es una breve reseña de lo que aconteció el pasado viernes y que obligarán al municipio a operar
con la Ley vigente de este año.
1.- No se atendió lo dispuesto en la fracción II del artículo 13 de la Ley de Presupuesto, Contabilidad
y Gasto Público Municipal, que obliga a que una vez elaborado el proyecto de ley de ingresos, este
se entregue a la Comisión de Hacienda, para su análisis y dictamen correspondiente. El Tesorero lo
entregó a la Secretaria del Ayuntamiento el 24 de octubre, pero, de forma negligente, la secretaria
lo distribuyó a los regidores hasta el 31 de octubre a las 20:00 horas, cuando faltaban escasas cuatro
horas para que venciera el plazo legal establecido para remitir la Ley de Ingresos al Congreso del
Estado. Ese retraso injustificado en la entrega del proyecto de Ley de Ingresos ocasionó que la
Comisión de Hacienda no pudiera hacer su trabajo, lo que afectó la debida atención al tema.
2.- El mismo 31 de octubre trascendió que el municipio de Manzanillo había sido el único
Ayuntamiento que no había entregado su propuesta de Ley de Ingresos al H. Congreso del Estado,
y a pesar de que la Comisión de Hacienda en el Cabildo no contaba con el proyecto de Ley de
Ingresos, los regidores que integramos el Frente Plural decidimos actuar de forma responsable ante
la actitud negligente de la presidente municipal, Griselda Martínez Martínez. Por ello, de manera
formal le solicitamos que convocara a una sesión de Cabildo para el mismo 31 de octubre a las 6:30
de la tarde, con la finalidad de resolver, de forma exclusiva, el envío de la propuesta de Ley de
Ingresos 2020 al Congreso local. La hora fijada fue para apegarnos al artículo 35 del reglamento, que
señala que las sesiones serán, preferentemente, en horario diurno.
3.- Minutos antes de las 8 de la noche del 31 de octubre, los regidores tuvimos conocimiento que
se citaría a sesión y asistimos al Palacio Municipal sin tener convocatoria alguna. Aproximadamente
a las 9 de la noche de ese día, se nos entregaron sendos comunicados de la Secretaria del
Ayuntamiento: uno para invitarnos a una reunión previa a esa hora y otro para dar a conocer la
convocatoria para sesionar a las 10 de la noche, es decir, dos horas antes de que venciera el plazo
legal para remitir la Ley de Ingresos al Congreso.
4.- Pese a la urgencia e importancia del tema, en ningún momento de la reunión previa, en la que
estuvimos los regidores y en la que se conoció la propuesta de Ley de Ingresos para el 2020, estuvo
presente la alcaldesa Griselda Martínez.
La explicación del proyecto corrió a cargo del Director de Ingresos. Durante esta reunión el Tesorero
y la Secretaria del Ayuntamiento hicieron apariciones esporádicas.
5.- En La reunión previa, los regidores Carlos Arellano y Virgilio Mendoza, hicieron hincapié en la
necesidad de ajustar la ley para eliminar del rubro de Derechos el cobro por Alumbrado Público
(DAP). Máxime que la eliminación del DAP había sido un compromiso de campaña de la alcaldesa y
las finanzas del Ayuntamiento permiten eliminar este cobro que desde el 2008 es considerado como
inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la nación (SCJN).
6.- En otra parte del análisis, la regidora Martha Sosa Govea manifestó su preocupación por los visos
de inconstitucionalidad que podría tener el artículo 8 de la propuesta de Ley de Ingresos, toda vez
que en dicho artículo se autorizaba al Ayuntamiento para aplicar la condonación de accesorios en
el pago de contribuciones.
Al igual que el regidor, Carlos Arellano, Martha Sosa insistió en lo lesivo de la disposición contenida
en el artículo 12 de la Ley de Ingresos debido a que pretendía obligar a todos los contribuyentes a
estar al corriente de cualquier pago o contribución municipal para tener derecho a realizar un
trámite para la obtención de derechos, productos y/o transmisiones patrimoniales municipales.
De prosperar esa intención, quien solicitara su licencia comercial, industrial o de servicios, se le
estaría negando si el propietario del inmueble en renta registrara algún adeudo en el pago del
predial, por ejemplo. Ese hecho que señalaron los regidores Sosa y Arellano y que estaba contenido
en el proyecto de Ley de Ingresos, también tendría afectaciones en la actividad inmobiliaria. Todavía
más, el municipio le exigiría a todos los contribuyentes un pago y trámite extra para obtener la
solvencia fiscal previa a cualquier otro trámite de su interés.
7.- Al igual que el año anterior, también manifestamos preocupación por la información que
contenía el artículo 7 de dicho proyecto de Ley de Ingresos, específicamente por la disposición del
monto a recaudar por los servicios de la Comisión de Agua Potable, Drenaje y Alcantarillado de
Manzanillo, sin que se nos entregara copia o referencia de que su presupuesto de ingresos había
sido validado por el Consejo de Administración del organismo operador, como marca la ley.
Estas razones que expusimos no fueron aceptadas del todo por la alcaldesa Griselda Martínez
Martínez, quien, a través de intermediarios y de último momento, solicitó modificar el orden del día
para incluir otros temas en la discusión, como la modificación al Plan Operativo Anual de Obras
(POA), las Tablas de Valores Unitarios y hasta diversas transferencias que están en comisiones y de
las cuales no teníamos conocimiento.
A pesar de que la sesión se había convocado para las 10 de la noche del 31 de octubre, los regidores
que integramos el Frente decidimos retirarnos del Palacio Municipal después de las 11 de la noche,
sobre todo porque la presidente municipal Griselda Martínez, no había salido para instalar e iniciar
la sesión de Cabildo y el tiempo que quedaba, no permitía ni la posibilidad de que pudiera
entregarse al Congreso del Estado, la propuesta de Ingresos para el siguiente año, antes de las 12
de la noche tal y como lo mandata la ley; quedando por tanto vigente la Ley de Ingresos de 2019,
tal como lo prevé la Ley del Municipio Libre.