Manzanillo se ubicó en el segundo lugar nacional como el municipio más violento del país, solo por debajo de playa Rosarito BC, al contabilizar los homicidios en los primeros ocho meses de este año, donde el puerto colimense alcanzó una incidencia de 91.7 asesinatos por cada cien mil habitantes.

 

Así lo revelan los datos del secretariado ejecutivo de seguridad nacional y del Programa de Seguridad de la organización México Evalúa que  señala el que  la peor tasa homicida la tienen Playas de Rosarito, en Baja California, con 92.7 homicidios por cada cien mil habitantes y segundo lugar, Manzanillo Colima; el municipio de Tecomán se ubica en la posición 7 a nivel nacional con una tasa de incendia de 63.1

Otro estado con altos indicadores de violencia es Guanauato, donde siete de los 20 municipios de más de 50 mil habitantes de toda la República Mexicana con la peor tasa de homicidios entre enero-agosto 2019 son de esta entidad.

El peor es Acámbaro en el lugar 5 (85 homicidios); Salamanca es sexto (194); Abasolooctavo (56); Salvatierra décimo (60); Valle de Santiago en el doceavo (89); Silao está en el 14 (110) y Apaseo el Alto en el 16 (con 39 víctimas).

Un poco más abajo de la lista están también Pénjamo en el lugar 25, Yuriria en el 27 e Irapuato en el 32.

El ex secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Juan Miguel Alcántara Soria, señaló que los datos reflejan el fracaso de todas las autoridades frente al delito.

“Se concluye que ni en el ámbito local ni nacional los responsables de la prevención y contención, y en su caso la investigación de estos delitos, están haciendo su trabajo, son irresponsables…En Guanajuato no tenemos, lo he dicho desde hace varios años, una estrategia estatal para la prevención y contención de delitos del fuero común”.

Y en lo nacional, dijo el abogado irapuatense, “el Gobierno de Enrique Peña desde 2014 dejó de dar seguimiento al Plan Nacional de Seguridad y hasta la fecha con López Obrador no se ha entendido que hay un mercado de ilícitos en el País (drogas sintéticas, armas de fuego, trata de personas, secuestro, extorsiones, huachicol. etc.)”

“Esto está pasando en varias regiones del País por el abandono del Gobierno Federal. Recordemos que recursos que venían recibiendo del Fortaseg les fueron quitados.

Hay una mala implementación de la estrategia. No hay un trabajo sostenido ya de la PFP (Policía Federal), no hay apoyo de la Guardia Nacional que anunciaron desde febrero 2,400 elementos para Guanajuato y no han llegado, y no se siente el apoyo de la Federación en auxilio a los municipios y ese problema lo tienen gobiernos de todos los partidos”, opinó.

Etiquetado