Destacadas Locales

Griselda Martínez podría generar un serio problema de salud al cobrar agua a escuelas públicas

*En ningún municipio le cobran el agua a las escuelas públicas

Manzanillo, Col.- Luego de que la presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez Martínez, presentara en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), una controversia constitucional contra el Decreto de Reforma número 138, aprobado el pasado 22 de agosto por el Congreso del Estado, en el que se exenta del pago de derecho de servicio de conexión de agua potable, drenaje y alcantarillado a escuelas del municipio de Manzanillo, el regidor Virgilio Mendoza Amezcua señaló que la mayoría del Cabildo propuso a la alcaldesa, Griselda Martínez y al síndico, Daniel Mendoza Flores reconsiderar dicha controversia.

“Más allá de lo legal, el Decreto que tuvieron a bien las diputadas y los diputados del Congreso del Estado aprobar para eximir del pago de derechos a las escuelas de Manzanillo,  pues tiene un sentido social”, señaló Mendoza Amezcua, quien añadió que no se trata de medir fuerzas o quién tiene más poder.

El regidor manzanillense se pronunció para que impere el sentido social y apoyo a la infraestructura educativa del municipio, ya que la presidenta desconoce totalmente el funcionamiento y operación de una escuela.

Reiteró que en Sesión de Cabildo se votó por mayoría dicha solicitud, que fue presentada por el regidor independiente Carlos Arellano Contreras,   pero ya dependerá de la presidenta y del síndico que puedan reconsiderar el retirar dicha controversia.

Aseguró que en ningún lugar la Secretaría de Educación de cada entidad paga el derecho de agua.

“Tenemos que tener un sentido político y social para entender. Por ejemplo, todos los bienes de la nación no pagan predial. Entonces el agua, que es vital para el humano y en las escuelas sería un problema de salud pública, si no contarán con este servicio”, afirmó el regidor.

Confió que se pueda tener sensibilidad social y que  puedan cambiar las cosas de manera positiva, sin que se vea perjudicado el abasto de agua en las escuelas de Manzanillo.