ManzanilloNewsMx.-El vicealmirante, Jorge Rubén Bustos Espino, asumió la dirección de la Administración Portuaria Integral (API), en sustitución de Jesús Orozco Alfaro, quien estuvo en el cargo apenas 9 meses, periodo más corto en que ha durado un director.

En entrevista, Bustos Espinoza, señaló que se recibe un puerto con números sanos en todos los aspectos y un puerto seguro y eficiente, y reconoció a Jesús Orozco Alfaro por el buen trabajo que realizó durante el tiempo que duró al frente de la API.

Dijo ver un desarrollo portuario notable, y una correcta coordinación entre todos los sectores portuarios y dependencias que intervienen para ser de Manzanillo un puerto eficiente.

Indicó que se tiene un buen equipo y nivel de trabajo, por lo que, anunció, no habrá cambios.

Señaló que el esquema de trabajo será el mismo que se venía manejando, donde la encomienda es elevar la eficiencia.

En ese sentido, envió un mensaje a la comunidad portuaria y dijo que no habrá ningún cambio en la operatividad del puerto, “se seguirá trabajando como hasta ahora donde la consigna es mantener el nivel y aumentar la eficiencia”, expresó.

Sobre las obras compensatorias y de infraestructura portuaria que se tienen proyectadas y programadas, el director de la API aseguró que se le dará seguimiento a todos los proyectos y obras en proceso de acuerdo a lo programado, garantizando su continuidad.

Sobre los cambios de mando en los puertos comerciales del país, apuntó que únicamente se está acatando un ordenamiento, y rechazó que se esté dando una militarización de los puertos, y refirió que la presencia de la marina dentro del recinto portuario es parte de las mejoras y es una ampliación de lo que se venía haciendo en materia de seguridad.

“El esquema de trabajo seguirá siendo el mismo, sólo que con esto se están afinando las coordinaciones, no se trata de una militarización; el nuevo mecanismo va orientado a incrementar el nivel de coordinación con las distintas dependencias de seguridad, sólo eso”.

Abundó que todo lo que está haciendo en materia de seguridad, va orientado a la prevención de factores que puedan influir en una inestabilidad del puerto, y no porque se tenga un problema, “definitivamente no lo hay, es un asunto regional para aumentar el nivel de seguridad”, externó.