En el primer semestre de 2017 las importaciones de gasolinas se incrementaron 14.4%, frente a igual periodo de 2016; en tanto, las de combustóleo subieron 429.4%; las de diésel escalaron 46.4% y las de turbosina treparon 24.9% según informes revelados por Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con el reporte de resultados preliminares de Pemex al 30 de junio de 2017, del 1 de enero al 30 de junio de 2016 las compras al exterior de gasolinas automotrices sumaron 445 mil barriles diarios; sin embargo, para similar lapso de 2017, las importaciones de estos combustibles se elevaron a 509 mil barriles al día, es decir un aumento de casi 14.4%.

Por otra parte, en base a referencias de la petrolera, el volumen de importaciones de combustóleo pasó de cuatro mil barriles diarios en el primer semestre de 2016 a 21 mil barriles al día en enero-junio del presente año, lo que representó un alza de aproximadamente 429.4% en tales comercializaciones entre el primero y el segundo de estos periodos.

En otro punto, las compras al exterior de diésel durante enero-junio de 2016 fue de 154 mil barriles diarios; sin embargo, para el primer semestre de 2017 la cantidad de importaciones de este producto sumó 225 mil barriles diariamente, conforme a datos de Pemex, dejándose ver que las adquisiciones de México de este combustible en el extranjero crecieron en alrededor de 46.4% en enero-junio del presente año frente al primer semestre del año anterior.

El informe de la compañía muestra que las importaciones de turbosina remontaron de 31 mil barriles diarios (bd) en el primer semestre de 2016, a 39 mil bd durante enero-junio de 2017. Aquí se observa un crecimiento en estas operaciones de aproximadamente 24.9%.