La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) concluyó la transferencia de la rectoría de 103 capitanías de puerto a la Secretaría de Marina (Semar), con lo que se pasa a una sola autoridad marítima nacional.

La Semar informó que a partir del próximo 17 de junio ejercerá legalmente el control oficial de las capitanías de puerto y con ello se concentrará la operación y el cumplimiento de normas internacionales en una sola autoridad.

De acuerdo con los cambios a la legislación, la autoridad marítima nacional la ejerce el Ejecutivo federal mediante la Semar, para el ejercicio de la soberanía, protección y seguridad marítima, así como el mantenimiento del estado de derecho en las zonas marinas.

La transferencia de recursos públicos fue signada por los oficiales mayores de la SCT, Rodrigo Ramírez Reyes, y de la Semar, almirante José Luis Vergara Ibarra.

La transferencia considera cerca de 800 inmuebles, 700 señales marítimas y mil nueve plazas laborales; con ello se da cumplimiento a las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, a la Ley de Navegación y Comercio Marítimos y a la Ley de Puertos.

Ahora la Semar autorizará los arribos y despachos de las embarcaciones y artefactos navales; asimismo, deberá abanderar y matricular las embarcaciones y los artefactos navales mexicanos y otorgar permisos para la prestación de servicios de transporte marítimo de pasajeros y de turismo náutico.

La Secretaría de Marina también regulará y vigilará que las vías navegables reúnan las condiciones de seguridad, profundidad y señalamiento marítimo, control de tráfico y de ayudas a la navegación, además de encargarse de requerir los certificados e inspeccionar a cualquier embarcación.

Con los cambios, la SCT mantiene las tareas de planear, formular y conducir las políticas y programas para el desarrollo del transporte por agua, de la marina mercante y de los puertos nacionales.

Asimismo, la SCT se obliga a llevar el Registro Público Marítimo Nacional, integrar la información estadística del transporte marítimo mercante, otorgar permisos de navegación, vigilar los servicios de pilotaje y promover la formación y capacitación del personal de la marina mercante.