Manzanillo, Col.- Los salvavidas voluntarios de la playa de Miramar, en el puerto de Manzanillo, aseguran que requieren apoyo de las autoridades, debido a que esta zona es de las más peligrosas y se necesita presencia permanente, además que ellos mismos adquieren su equipo.

Se trata de un grupo de jóvenes y adultos que en algunos casos se desempeñan como prestadores de servicios turísticos en la playa, los cuales de forma voluntaria han adquirido el compromiso de apoyar cuando se requiera.

Indicaron que los guardavidas del Gobierno del Estado sólo son contratados por temporadas y acuden en determinado horario, lo que no es suficiente ya que Miramar es una playa con presencia turística permanente; desde muy temprano y hasta la noche.

Señalaron que en muchas ocasiones son ellos quienes han arriesgado sus vidas y gracias a su experiencia, y conocimiento de las corrientes, han logrado salvar personas o en algunas ocasiones apoyan en el rescate de cuerpos sin vida.