La mayor refinería de la compañía petrolera Pemex no ha podido reiniciar operaciones luego de haber sido parada la madrugada del viernes, tras el fuerte sismo, debido a las continuas réplicas, mientras que las instalaciones son revisadas de forma minuciosa, dijo un portavoz de la empresa.

La petrolera estatal había anunciado el viernes que comenzaría el proceso de arranque la refinería Ing. Antonio Dovalí, ubicada en Salina Cruz, en el estado sureño de Oaxaca.

“No ha arrancado por razones de seguridad, están haciendo revisiones exhaustivas”, dijo un portavoz de Pemex sobre la refinería, que tiene capacidad para procesar 330,000 barriles por día (bpd) y que había reiniciado operaciones a fines de julio tras una larga parada por un incendio.

El sur de México fue azotado el jueves cerca de medianoche por un sismo de magnitud 8.2 que ha dejado 96 muertos y miles de casas destruidas, principalmente en el estado Oaxaca.A