Con más de tres años de litigios la empresa SSA México anunció que los problemas legales se han superado, por lo que la primera terminal portuaria especializada en automóviles del país entrará en operaciones en Lázaro Cárdenas, Michoacán, en el primer trimestre de 2018.

Claudia Sánchez, directora de relaciones gubernamentales de la compañía, informó que se tiene un avance mayor a 70 por ciento de la construcción, por lo que antes de marzo se empezarán ya a recibir cargamentos.

En 2012, SSA México ganó la licitación para edificar está terminal especializada en recibir automóviles; sin embargo, los demás participantes iniciaron diversos litigios para revertir el fallo, lo que retrasó la operación de este proyecto.

Sánchez recordó que esta terminal tendrá una extensión de 43 hectáreas y un muelle de 530 metros, para lo cual se estima una inversión de 50 millones de dólares; su capacidad será movilizar medio millón de vehículos al año.

“Lázaro Cárdenas era un tema en juicio que ya logramos superar. Estamos muy cerca de iniciar operaciones, los patios (donde se pondrán los vehículos) ya están habilitados en 70 por ciento; a principios del próximo año vamos a empezar con la primera terminal especializada de autos”, señaló directora de relaciones gubernamentales de SSA México.

Claudia Sánchez mencionó que esta obra ha costado bastante tiempo, pero la constancia y determinación de los inversionistas que siempre abogaron fueron algunos de los principales factores para que se cristalizara todo el proyecto.

La directiva comentó que la principal fortaleza de este complejo es que es el primero en su tipo que solamente operará automóviles y no se combinará con otro tipo de cargas.

“Este aspecto era el problema en Lázaro Cárdenas, donde los automóviles se combinaban con cargas generales y corrosivas, entonces de repente podían resultar dañadas algunas unidades y no era tan eficiente en el control de calidad, donde las automotrices son extremadamente exigentes”, indicó la ejecutiva de SSA.

“Una vez que inicie operaciones este complejo, los movimientos de vehículos que se realizan en otros patios deberán dirigirse a la terminal michoacana”, detalló Sánchez.

SSA México opera en siete puertos, que son Acapulco, Lázaro Cárdenas, Manzanillo, Progreso, Tuxpan, Veracruz y Cozumel, en la industria turística y de movimiento de carga.

En el caso de Acapulco, cuenta con dos instalaciones especializadas para actividades de cruceros y manejo de automóviles, además de que ofrece servicios náuticos al público en general, como un almacén y atracadero para 35 posiciones de yates, una estación marina de combustible y una grúa para embarcaciones a costado de muelle.

La compañía es una subsidiaria de Carrix, uno de los principales operadores portuarios de capital privado a escala mundial, con presencia en Estados Unidos, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Panamá, Vietnam, Chile, Colombia, Puerto Rico y Haití.