El Banco de México (Banxico) decidió incrementar en 25 puntos base su tasa de referencia de interés, ubicándola en 7.25%, en la que fue la primera reunión de política monetaria de Alejandro Díaz de León como gobernador central.

La Junta de Gobierno del Banxico tomó esta decisión debido a un deterioro del panorama de riesgos al alza para la inflación y también con el objetivo de procurar mantener su postura monetaria relativa a la de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

 “La mayoría de la Junta de Gobierno ha decidido aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base a un nivel de 7.25%”, dio a conocer el banco central a través de un comunicado. Agregó que un miembro votó porque el incremento fuera en 50 puntos base.

La Junta de Gobierno indicó que seguirá de cerca la evolución de la inflación respecto a la trayectoria prevista, así como la de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo.

Esta decisión de los miembros de la Junta de Gobierno se da 24 horas después de que la Fed decidió incrementar en 25 puntos base su tasa de interés de referencia con un rango objetivo entre 1.25 y 1.50%. Además, cumplió con las expectativas y intacta tasa de interés referencial.

Desde diciembre de 2015, el banco central ha subido la tasa en 425 puntos base, llevándola de 3.0 a 7.25%, en medio de una tormenta política, un peso débil y un índice nacional de precios al consumidor que en agosto alcanzó su nivel más alto desde mayo de 2001 y que, después de una ligera desaceleración, en noviembre registró su segundo pico del año.