El 2018 ya empezó en varios puntos del mundo, como Samoa, Tonga, Kiribati, Australia y Nueva Zelanda.

La ciudad australiana de Sídney recibió este domingo el 2018 con espectaculares fuegos artificiales, dando comienzo a las festividades que tendrán lugar en todo el mundo con motivo del cambio de año.

La primera gran fiesta de Año Nuevo reunió a más de 1,5 millones de espectadores en la costa australiana, mientras los fuegos artificiales iluminaban el cielo nocturno.

Nueva Zelanda también recibió el 2018. Allí la gente rodeó el Sky Tower -un edificio de 328 metros de altura- para disfrutar de un show único de luces láser y pirotecnia al ritmo de la música.

El Año Nuevo en el mundo

Las campanadas de medianoche se oirán luego en todo el mundo desde Asia, pasando por Oriente Medio, frica, Europa y finalmente América. En todas partes habrá espectáculos de luces para despedirse del 2017.

En Hong Kong, se lanzarán “estrellas fugaces” desde las azoteas de los edificios en un espectáculo pirotécnico y musical de diez minutos de duración.

En Yakarta, unas 500 personas se darán el “sí, quiero” en una boda colectiva organizada por el gobierno indonesio.

En Tokio, los habitantes suelen pasar la Nochevieja con sus familias, aunque muchos jóvenes se dirigen hacia el centro de la ciudad para la cuenta atrás del Año Nuevo.

La ciudad de Dubai sustituirá sus fuegos artificiales de medianoche por un espectáculo luminoso en la torre más alta del mundo, acompañado por música.

En Moscú, los mayores bulevares y plazas se adornarán para acoger el Año Nuevo, con fuegos artificiales en 36 lugares claves.

Berlín instalará por primera vez junto a la Puerta de Brandenburgo una carpa dedicada a las víctimas de agresiones sexuales o que se sientan amenazadas. Hace dos años, numerosas mujeres fueron víctimas de agresiones sexuales en Colonia (oeste) atribuidas a grupos de inmigrantes.

En París, se espera que cientos de miles de personas acudan a los Campos Elíseos, donde se llevar a cabo un castillo de fuegos artificiales y un espectáculo de luces en el Arco del Triunfo. Se movilizarán cerca de 140.000 policías, gendarmes y soldados en todo el país para hacer frente a la amenaza yihadista.

En Rio de Janeiro, miles de personas se reunirán en la playa de Copacabana para ver los fuegos artificiales. Muchas de ellas vestirán ropa blanca, una tradición para entrar en el Año Nuevo.