Rehabilitan las principales vialidades de Manzanillo por instrucciones del presidente municipal interino, Antonio Álvarez Macías, quien continuó este martes (17) con los recorridos en las zonas más afectadas del municipio por las lluvias atípicas registradas desde el fin de semana.

El alcalde Antonio Álvarez giró instrucciones de limpieza y rehabilitación de calles y carreteras con maquinaria y cuadrillas de hombres, que se desplegaron por diferentes puntos de la ciudad y zonas rurales. Hasta el momento no se ha cuantificado los daños que dejaron las pasadas lluvias.

Personal de las direcciones como seguridad, Servicios y Obras Públicas, acompañaron al alcalde en el recorrido para supervisar que los trabajos de limpieza se hicieran de manera rápida, “ahora que se presentó un martes soleado, esperamos avanzar con las obras de rehabilitación de calles y carreteras, como la de Chandiablo, la carretera a Jalipa y a Campos que fueron de las más afectadas”, señaló el alcalde.

Reconoció y destacó el trabajo que viene realizando la dirección de Seguridad Pública a cargo de Pedro Acosta, que durante los momentos de mayor contingencia que fue el lunes (16) y que afortunadamente era un día feriado y no había mucha circulación en las vialidades, la policía municipal auxilió a un centenar de personas que requerían ser trasladadas a puntos más seguros por encontrarse en puntos de inundación, y cerca de 20 vehículos que habían quedado varados en diferentes puntos de la ciudad por fuertes encharcamientos o baches, por ello el reconocimiento total al  personal de la policía municipal.

Así mismo, dijo también que aunque son pocos los elementos, la Unidad de Protección Civil atendió a los ciudadanos en la medida de sus posibilidades, pues el problema en la ciudad se presentaba por fuertes encharcamientos, deslaves en zona cerril, un árbol caído rumbo a la comunidad de Campos; bajadas de agua en Tapeixtles y Santiago, logrando averiar las carreteras y fuertes encharcamientos en puntos recurrentes en temporal de lluvias como el barrio 1, 2, 4 y 5 del Valle de las Garzas, centro histórico,  Tapeixtles, Brisas, Salagua, Santiago y Miramar.

De los arroyos que se tienen en la ciudad y atraviesan la zona urbana, estuvieron en constante monitoreo, presentando lo siguiente: Arroyo de Santiago presentó una capacidad máxima de un 50 por ciento, arroyo La Tigra un 80 por ciento de su capacidad, Punta de Agua que desemboca en el barrio 5, registró en su punto máximo un 40 por ciento de su capacidad, Arroyo Salagua un 40 por ciento y arroyo Miramar un 20 por ciento; sin embargo, se presentó desbordamiento en los canales pluviales del barrio 4 y Manglares.

El agua continuó bajando de manera considerable en el río Marabasco en donde registró afectaciones en la zona de cosechas como jitomate y chile, por mencionar algunos de los productos agrícolas, así como a comunidades como El Centinela y Emiliano Zapata que registraron inundaciones.

En la zona Rural, se reportaron derrumbes en el retorno de la autopista al libramienro de El Colomo; el Ejido Canoas y el poblado de Francisco Villa se presentó un ligero desbordamiento del río Camotlán en el tramo El Ciruelito, sin afectar de manera seria a los habitantes.

De continuar con las condiciones de días soleados, el ayuntamiento de Manzanillo, a través de la dirección de Obras Públicas, Capdam, Seguridad Pública y Servicios Públicos principalmente, realizará con los trabajos de rehabilitación en las principales vialidades, esperando contar con la comprensión de los ciudadanos ante esta situación que nos deja enfrentar los fenómenos naturales.