La Secretaría de Hacienda publicó en el Diario Oficial medidas fiscales para apoyar a las poblaciones afectadas por el sismo del 19 de septiembre en municipios del estado de  México, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala, sin embargo, no incluyó a la Ciudad de México.

El titular de la SHCP, José Antonio Meade, explicó que no es que se haya omitido a la capital del país, sino que la dependencia y el gobierno local diseñan en conjunto un paquete de estímulos fiscales focalizados a las necesidades de reconstrucción o reparación de viviendas.

Entre las medidas que anunció la dependencia para los seis estados destaca el diferimiento del pago de impuestos, así como la deducción de forma inmediata de inversiones en bienes nuevos en las zonas afectadas del 19 de septiembre, al 31 de marzo de 2018, aplicando una tasa de 100 por ciento sobre el monto original de la inversión.

La dependencia eximió a las personas morales la obligación de efectuar pagos provisionales del ISR correspondientes a septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2017, siempre que se encuentren en las zonas afectadas.

A las personas físicas les difirió la obligación de presentar declaraciones correspondientes al quinto y sexto bimestres del ejercicio fiscal de 2017, debiendo presentarla a más tardar en enero de 2018.

“Siempre que dichos ingresos correspondan a su domicilio fiscal, agencia, sucursal o cualquier otro establecimiento, que se encuentre ubicado en dichas zonas afectadas”, señaló Hacienda en el DOF.

Por separado, Luis Madrazo, titular de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia, indicó en entrevista con El Financiero Bloomberg que los estímulos permitirán a las personas y comunidades afectadas inyectar mayor liquidez a la economía y que se recupere la actividad comercial y económica.

“Normalmente estos fenómenos naturales (sismos) disminuyen la actividad económica inmediatamente, hay menor consumo y menor uso de los servicios, y eso puede afectar el crecimiento de la economía. Pero una vez superado el evento empieza un proceso de reconstrucción y esto tiende a tener un impacto positivo”, dijo Madrazo.

Otra de las medidas es que los contribuyentes podrán enterar en tres parcialidades iguales el pago definitivo de IVA y el IEPS de los meses de septiembre a diciembre de 2017.

Además, las solicitudes de devolución del IVA presentadas antes del 16 de octubre de 2017 se tramitarán en un máximo de 10 días hábiles.