El Grupo Financiero BBVA Bancomer y el Grupo BBVA, matriz de la filial mexicana, destinaron 180 millones de pesos a las zonas afectadas por los pasados sismos para que sean enfocados de forma exclusiva a la rehabilitación y reconstrucción de las escuelas afectadas. En total han aportado 190 millones de pesos.

Ellos administrarán este monto y lo destinarán a las escuelas afectadas, esto mediante un mecanismo de administración para vigilar su uso correcto y se diseñarán operativas para ejercerlos con total transparencia, informó.

Los 180 millones de pesos, explicó, representan una aportación inicial, pues se invitará a clientes, colaboradores, proveedores y miembros de la sociedad civil a sumarse a través de donativos con el fin de aumentar esta cifra y favorecer el rápido restablecimiento de la infraestructura educativa, recursos que serían administrados vía la Fundación del grupo.

Los recursos serían además para el reequipamiento físico y tecnológico de los planteles educativos que requieran atención y la selección de los planteles que serán apoyados se realizará conforme al censo elaborado por las autoridades educativas, priorizando zonas y planteles de manera conjunta.

BBVA Bancomer dijo que estos recursos son para que se inicie el proceso de reconstrucción, ya que durante la fase de emergencia hizo un primer donativo no etiquetado por 10 millones de pesos a la Cruz Roja Mexicana para usarse de acuerdo con las prioridades estratégicas detectadas por esa institución.

También entregó, con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), 31 toneladas de ayuda humanitaria, favoreciendo a 20 mil personas y eliminó el cobro de comisión por disposición de efectivo de tarjeta de débito en cajeros automáticos.