Debido a la contracción a nivel mundial que tienen los flujos de inversión, ProMéxico también ha bajado su pronóstico de la captación de Inversión Extranjera Directa disminuya para este año, consideró el director general de la agencia, Paulo Carreño King.

El funcionario explicó que existen diversos factores que repercuten en la reducción de la captación de la IED, pues México –al igual que la mayoría de las economías emergentes– tenía una economía cerrada, lo cual con la apertura comenzó a cambiar.

El director de ProMéxico destacó que los flujos de inversión a nivel mundial también se vieron afectados durante la recesión de 2008-2009, por lo que consideró que las cifras de la IED en México no van en función sólo del país, sino en conjunto con el mundo.

Agregó que todas la previsiones de inversión de las agencias especializadas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público mantienen una tendencia a la baja -entre el 10 y el 15 por ciento-, por lo que en ese sentido ProMéxico también ha hecho ajustes.

En el contexto del décimo aniversario de ProMéxico, el funcionario destacó que de 2008 a 2016 el fideicomiso sectorizado a la Secretaría de Economía (SE) ha contribuido con 109 mil millones de dólares de la IED de los 257 mil millones de dólares captados por el país.

En tanto que en 2016, la agencia de promoción logró contribuir con 14 mil 600 millones de dólares de los 26 mil 700 millones de dólares captados en ese año.

ProMéxico detalló que el 60 por ciento de la inversión captada en los últimos años estuvo destinada a la industria manufacturera en sectores como el automotriz, electrónico y aeroespacial.

Sin embargo, en cuatro años de la administración de Enrique Peña Nieto, la IED ha llegado a 144 mil millones de dólares, cifra que aún es menor en comparación al sexenio pasado, cuando se busca llegar a una meta de entre 180 mil y 200 millones de dólares para 2018.