Pamela De La Vega Presidenta de Cruz Roja delegación Manzanillo señaló que por parte del H. Ayuntamiento de Manzanillo solo reciben el impuesto de siniestralidad al que fueron acreedores después de enviar una carta al congreso, el cuál es entregado en la temporalidad que es recaudado, pero siendo esta una delegación tan demandante en gastos, este donativo no cubre los pagos en su totalidad.

Por esto, comenta que tras varias pláticas con la presidenta municipal de Manzanillo, Gabriela Benavides, parece ser, no hay sensibilización respecto a este tema: “Realmente no hay un compromiso por parte del ayuntamiento, he hablado con la presidenta municipal en dos ocasiones le he pedido que nos sume a los programas sociales, le he ofrecido temas de transparencia y de rendición de cuentas como normalmente lo hacemos con otros patrocinadores y no hemos obtenido ninguna respuesta de ella en ningún sentido.

Cabe destacar que en esta institución atienden a heridos por arma de fuego,accidentes viales y personas con enfermedades crónico degenerativas las cuales son las que mas necesitan de la atención pre hospitalaria que brindan ahí, “Nosotros tenemos que atender a todas esas personas, a veces no lo podemos hacer con la eficiencia que se merecen porque no tenemos los recursos necesarios para hacerlo, tenemos solamente 2 ambulancias y damos servicio desde antes de la caseta, hasta Camotlàn, Canoas, Minatitlan, a veces hasta Marabasco y Cihuatlàn y por supuesto Manzanillo, que ya es una zona muy amplia.”

Por ultimo, la presidenta de la Cruz Roja aclaró que esta es una institución privada, que en caso de no existir en Manzanillo tendrían que buscar quien atendiera a todos esos pacientes, lo que resultaría mucho mas costoso que incluirlos en el programa de ayuda social con el que ya cuenta el ayuntamiento.