El fideicomiso que reunirá los recursos excedentes de las Administraciones Portuarias Integrales (API) fue aprobado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y será operado a través del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), toda vez que se anuncie su conformación en el Diario Oficial de la Federación (DOF) antes de que concluya este año.

Fernando Gamboa, director general de Fomento y Administración Portuaria, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), sostuvo que el fideicomiso comenzará con tres mil millones de pesos, atendiendo de forma prioritaria al Puerto de Mazatlán, donde recientemente se anunciaron obras por 1.000 millones de pesos mexicanos que se han retrasado.

Según información de la SCT, la modernización de Mazatlán considera obras como el dragado de la bocana hasta la dársena (1a Etapa) y la construcción de los rompeolas Crestón y Chivos, requiriendo un presupuesto de 1.768 millones de pesos. Sin embargo, registra un avance físico de solo 8% y el compromiso del gobierno es que finalice en diciembre de 2018.

“El dragado es (la obra) que anda más pendiente con una inversión de 380 millones de pesos y lo que sucede es que ya se tenía prácticamente autorizado el fideicomiso, pero la SHCP preparó el presupuesto 2018 y se retrasó la aprobación. El fideicomiso ya está en el papel, solo falta comenzar a operarlo y el primer puerto que se va a atender es Mazatlán”, sostuvo Gamboa Rosas.

De acuerdo con el funcionario, este fideicomiso reunirá los recursos excedentes que generan las 16 API federales, que en 2016 obtuvieron ingresos por 7.435 millones de pesos, lo cual se traduce en un incremento de 14.4% respecto de los 6.498 millones obtenidos en 2015, con base en información de la dependencia.

El compromiso con la SHCP es que los puertos fueran superavitarios y no dependan de recursos fiscales, no pedimos recursos fiscales, realmente el presupuesto desde 2012 hasta 2018 para puertos cada vez es menor porque la intención es que los puertos con recursos propios autogeneren sus gastos”, enfatizó Fernando Gamboa luego de participar en el XXIII Congreso Anual de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac), celebrado en Mazatlán.

Desde hace dos años, Guillermo Ruiz de Teresa, Coordinador General de Puertos y Marina Mercante de la SCT, había anunciado que, a partir de 2018, los puertos no requerirían recursos fiscales debido a la conformación de este fideicomiso, puesto que hasta ahora dichos recursos son integrados a las arcas de la SHCP.

con información de t21