Colima es el estado más violento de México al ocupar el primer lugar nacional en tasa de homicidios dolosos.

De enero a noviembre de 2019 la entidad alcanzó una tasa de 78.15 asesinatos por cada 100 mil habitantes, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Esta cifra es casi cuatro veces superior al promedio nacional, ubicado en 21.30 casos por cada 100 mil habitantes.

Desde el 2016, cuando el priista Ignacio Peralta Sánchez asumió la Gubernatura, Colima ha ocupado todos los años el primer lugar nacional en tasa de homicidios dolosos.

Durante su campaña electoral de 2015, el ahora Mandatario prometió convertir a esta entidad en la más segura del país.

El segundo lugar en tasa de homicidios dolosos lo ocupa Baja California 67.29 y en la tercera posición se ubica Chihuahua con 53.59.