Mientras que los diputados federales impulsan una iniciativa para «militarizar» los puertos mercantes, la opinión «que a nadie le interesa escuchar» y la más importante es la del propio sector, «no la de los políticos», aseveró el secretario del Trabajo de la Orden de Capitanes y Pilotos Navales, Antonio Rodríguez Fritz.

Dijo que la principal «excusa» para poner los puertos bajo el control de las fuerzas armadas en vez de autoridades civiles es porque no es viable instalar bases de vigilancia en medio del mar, cuando es innecesario porque ya existe tecnología y por eso habría que tener el personal en las terminales.

«No hay razón para construir bases navales militares adentro del mar y cerca de puntos estratégicos como las plataformas petroleras porque existen las embarcaciones con autonomía suficiente para pasar semanas enteras en el mar; no tienen que construir algo físico, para eso están las embarcaciones.

«Lo importante es atender las llamadas porque nosotros nos enteramos antes de casos de piratería, porque escuchamos, porque lo denuncian y cuando se van. Aquí la pregunta es por qué no llegan a tiempo los de la Armada», expresó.

Sostuvo que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debería cumplir con su función como Secretaría de Estado, «civil, porque la industria del transporte es civil».

Además, dijo, la SCT debería convocar a dialogar a todos los interesados: empresas, sindicatos, colegios de marinos y usuarios, para que aporten ideas y hacer al transporte más seguro y eficiente.

En ese sentido lamentó que los diputados Mario Delgado y Julio Carranza apoyen la idea de una supuesta militarización de los puertos mexicanos, y vio positivo que el Ejecutivo federal la haya frenado, aunque existe el riesgo de reactivarla.