Colima, Col.- El sector restaurantero en Colima cerró con pérdidas de hasta el 32% durante el año pasado por lo que vislumbran un año complicado para el gremio, no obstante se dicen preparados para generar estrategias que logren incrementar sus ventas.

Sobre el particular, el presidente de la Canirac Felipe Santana Linares expuso que en la primera quincena de febrero podrían sentir el bajón de la economía, pues dijo que la cuesta de enero ya no es en dicho ms sino en febrero.

A su parecer, eventos como el Sabora Fest ayuda al sector restaurantero le ayuda para lograr librar un mes, sin embargo no descartan que el resto del año sea más complicado.

Mencionó que diciembre pasado fue positivo ya que cerraron con buenos números,  por lo que algunos restaurantes se prepararon para sanear  finanzas que traían por el transcurso del año.

Sobre las expectativas para este año sostuvo que son estadistas  en cuanto al comportamiento de las ventas desde el año antepasado con relación a este pasado, donde detectaron 20, 27 y 32 por ciento los restaurantes que traen más margen de pérdida.

“Creemos que va a ser un año complicado, es un año muy importante para nosotros, por eso no estamos capacitando, estamos buscando todas la herramientas para que el restaurantero sobreviva”, expresó.

El líder empresarial puntualizó que actualmente tienen  más de 300  afiliados a Canirac, pero en 2019 hubo cierres de  aproximadamente 16 restaurantes, algunos de estos se reestructuraron, otros se traspasaron, y algunos definitivamente ya no caminaron.

“Pero en este sector nos toca estar es muy fácil reactivar negocios o que crezcan nuevos, creo yo que en el transcurso del año vamos a ver más aperturas que cierres o si no vamos a ver cambios”, agregó.

Sobre las afiliaciones al sector el año pasado, Felipe Santana abundó que fueron 38 a nivel estatal, lo cual destacó al considerar que es una Cámara que cada vez va creciendo y conforme los años aprietan y la economía se pone más lenta, buscan generar acciones para sobrevivir.

“A poquita o mucha afiliación que pagan se les regrese en algo, principalmente como es la capacitación, no es una capacitación común la que nos vamos a poner, no es una capacitación en calidad en el servicio, no es capacitación de meseros, al contrario, estamos viendo las nuevas técnicas las nuevas tendencias, cómo administrar más sano, cómo asegurar que tu pequeña empresa, entre otros temas”, concluyó.

con información de colimanoticias