El 60 por ciento de los regalos que se coloquen este año debajo de los árboles de Navidad provendrán de la informalidad, un sector que se crece ante las preocupaciones de los mexicanos por el desempleo, el endeudamiento y la desconfianza sobre el futuro económico de su bolsillo.

“La informalidad en México ha ido de menos a más, viene de un sostenido 40 por ciento que representó hace unos cinco años a un 60 por ciento”, aseguró Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

Comprar un producto en el mercado informal puede ser hasta 60 por ciento más económico que en el negocio formal, mientras se observa que, en los bazares y el comercio electrónico, donde se apoya el pequeño comercio, los ahorros llegan a ser de entre 15 a 20 por ciento.

“A raíz de que se ha despedido a gente hay muchas iniciativas de comprar en comercio pequeño o entre particulares, por eso vemos que la tendencia de compra estará focalizada en bazares y comercio informal, que bajará algunos productos a las departamentales”, dijo Jorge Quiroga, director general de la consultora TodoRetail.

De acuerdo con la ANPEC, el producto de mayor demanda en el mercado informal es el calzado, principalmente tenis, seguido por marcas clonadas de ropa, software para lectura de videojuegos piratas en las consolas, perfumes, cosméticos, lentes, bolsas, y bisutería de fantasía.

“Sin lugar a dudas el patrón de consumo en la informalidad se va a seguir considerando, de hecho, en algunas estadísticas como las de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales y Asociación Mexicana de Venta Oline ha habido cierta disminución de consumo con sus asociados y ellos creen que se está yendo algo de eso hacia la informalidad”, refirió Erick Calvillo, líder de la industria de Consumo en Deloitte.

El 55 por ciento de los mexicanos piensa gastar menos que el año pasado, y el desembolso promedio para regalos rondará los 3 mil pesos, comparado con los 5 mil pesos del año pasado, indican datos de Deloitte y Coru.com.

Los especialistas de TodoRetail y Deloitte coincidieron que, a consecuencia de la desaceleración comercial, la dinámica de los intercambios Navideños también se modificará.

“Muchos regalos este año se están modificando, vemos intercambios de menor valor, o iniciativas de modificación de hábitos de consumo, que este año el regalo sea plural, hacer una vaquita para regalar entre todos una cena”, comentó Quiroga.

El estudio Compras de Navidad 2019 de Deloitte, reveló que la prioridad de gasto para la temporada es la cena con 32 por ciento de preferencia, seguido de mejoras o reparaciones a la casa con 22 por ciento, ropa de temporada para uso personal con 18 por ciento, y hasta cuarto lugar en los gastos está la compra de regalos con 15 por ciento.