Durante la sesión pública de Ayuntamiento número 34, al tocar el tema del Derecho de Alumbrado Público –DAP-, la alcaldesa Griselda Martínez Martínez, mantuvo su postura en contra de la eliminación en el municipio de Manzanillo.

Regidores confirmaron que la alcaldesa está violando la constitución al cobrar el DAP que es inconstitucional y que con su actuar van a provocar un daño a la economía local y de todos los manzanillenses.

Son mas de 69 millones los que en el presente 2019 estaría cobrando la CFE a través de los recibos de luz y entregándolos al Ayuntamiento de Manzanillo.