Colima, Col.-   La inseguridad sigue siendo el talón de Aquiles para el gobierno de Nacho Peralta y la percepción de que Colima es un estado inseguro y violento, va en aumento entre los colimenses. Los hechos violentos suceden cada día en las calles y los medios de comunicación todos los días nos dan muestra de ello. Es alarmante ver el incremento de la violencia en Colima y las autoridades estatales no reaccionan ante la ola de hechos violentos, señaló respecto al Cuarto Informe de Gobierno de Ignacio Peralta, el dirigente estatal del PAN, Alejandro García Rivera.

El reclamo general de la población es ese, parar la violencia en Colima, el gobernador habla de un fortalecimiento a las corporaciones policíacas, pero también vemos que las patrullas llegaron a los municipios, 9 meses después de que fuera autorizada su compra. Debe asumir su responsabilidad y cambiar la estrategia porque, evidentemente, esta no le está funcionando. Decir que hay más muertos a plena luz del día y ya ni las escuelas son seguras, es algo alarmante, dijo García Rivera.

En el tema de salud, vemos desabasto, deficiencia en el equipamiento, en las instalaciones hospitalarias. El gobernador sale a informar que hubo equipamiento de unidades médicas, pero los usuarios nos dicen otra cosa, los empleados del sistema de salud, exigen atención a este rubro, manifestó.

También nos preocupa que se otorguen mayores recursos a los municipios pues es el ayuntamiento el que tiene la cercanía con el ciudadano y por lo tanto, las agendas deben trabajarse desde lo local, desde la cercanía con la gente, fortaleciendo las finanzas para dar mejores resultados.

“Seguimos percibiendo que el gobernador enfoca su atención en obras de relumbrón y continúa faltando infraestructura urbana, sigue habiendo déficit en la construcción de vivienda, continúa la falta de empleos formales, pues en su mayoría, los empleos generados en los últimos 6 meses son empleos temporales, nos sigue quedando a deber en aspectos diversos, las finanzas públicas siguen en la opacidad y desde nuestra trinchera como partido de oposición y con nuestros diputados locales, vamos a seguir señalando lo que está mal en el gobierno, como colimenses, vamos a estar muy atentos al trabajo del gobernador”, mencionó.

Finalmente, el panista destacó “nos preocupa Colima, nos preocupa que le vaya bien y que el gobernador nos cumpla el estado feliz y seguro que prometió en campaña”.