Destacadas Locales

Desconoce regidor priísta “protocolos internacionales de seguridad” para la atención de baleados

El regidor priísta Carlos Zepeda del Ayuntamiento de Manzanillo, reclamó a través de redes sociales la falta de atención médica a dos jóvenes baleados el pasado martes en el Puerto de Manzanillo a unos metros de la benemérita institución y justo frente a la unidad municipal de Protección Civil.

Sin embargo, éste fue evidenciado por usuarios al desconocer como autoridad municipal y representante popular, los protocolos internacionales que debe seguir personal de atención médica al atender a víctimas de la delincuencia organizada.

En el caso de tener el conocimiento de una persona lesionada por arma de fuego, lo recomendable es realizar el reporte como primera opción al número de emergencias 911, o mediante la aplicación gratuita para teléfonos celulares “C4, Alerta Ciudadana”, ya que en la central del 911, se coordina a las corporaciones que formarán parte de este servicio, inicialmente, a los policías, quienes serán los responsables de que la zona se encuentre segura para la llegada de los socorristas.

Los cuerpos de auxilio cuentan con procesos establecidos para cada tipo de situación, en el caso de la atención de un baleado, Cruz Roja cuenta con el protocolo de Acceso Más Seguro, el cual consiste en:
1.- Asegurar la presencia de policías en la zona del ataque armado, con una segunda llamada al 911, por parte de Cruz Roja.
2.- Notificar a los responsables de la corporación para tenerlos al tanto de la situación.
3.- Determinar que personal se dirigirá al servicio, debidamente uniformado y con los sistemas de protección personal adecuados. 4.- Informar paso a paso a su central sobre el servicio que atienden.

Los Técnicos en Urgencias Médicas (TUM), y un Operador de Vehículos de Emergencias (OVE), parten al servicio y acceden al punto del ataque cruzando el cerco establecido por las autoridades, descargan el equipo básico de atención y valoran al lesionado o lesionados, y determinan si necesitarán apoyo de más unidades.

En ocasiones, familiares de las víctimas “reclaman” a los voluntarios el tiempo de llegada, sin embargo, es preciso conocer los requerimientos que ellos necesitan cumplir antes de brindar el servicio; el cual es gratuito. La seguridad de los socorristas, es también una prioridad para la institución ya que al no respetar el protocolo correspondiente, los paramédicos podrían ser sancionados.

El radio operador se encarga de proporcionar los pormenores al hospital a donde será llevado el lesionado, para acelerar la atención médica. En caso de que existan varios lesionados, corroborará la disponibilidad de los hospitales cercanos para informar a las ambulancias hacia dónde dirigirse. Problemática Las principales problemáticas a los que se enfrentan los cuerpos de auxilio, son la falta de indicaciones precisas y puntos de referencia para acudir a un servicio, la seguridad de la zona del ataque y el tráfico, ya que muchos automovilistas no ceden el paso a la ambulancia.

Los paramédicos son civiles con conocimientos en atención pre hospitalaria, ellos prestan sus servicios de manera voluntaria, y se apegan a los protocolos de seguridad establecidos por Cruz Roja internacional. La distancia a recorrer hasta el lugar del ataque, pero principalmente la confirmación de una zona segura para la atención pre hospitalaria son factores que determinan el tiempo de respuesta de las corporaciones de auxilio, de acuerdo con los protocolos de seguridad con los que operan dichas corporaciones, tienen permitido, en casos de urgencia, circular sobre los límites de velocidad establecidos, de ellos depende una vida en esos momentos.