Locales

Supervisan trabajos de dragado en la Laguna Valle de las Garzas

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez y el director general de la Administración Portuaria Integral (API), Héctor Mora Gómez, realizaron un recorrido de supervisión por los trabajos que se realizan para rescatar la Laguna del Valle de las Garzas, así como por la escollera de Las Brisas, que en breve estará lista en el municipio de Manzanillo.

Luego de anunciar hace unas semanas el rescate de ese importante vaso lacustre, el mandatario estatal agradeció la voluntad del director de la API para atender el problema que administraciones anteriores de manera negligente e irresponsable dejaron avanzar, además de que la Semarnat no exigió cumplieran con el compromiso realizado años atrás.

Reiteró que para el Gobierno del Estado es importante atender el deterioro ambiental, por lo que subrayó que ahora se trabajará en un programa rediseñado al entorno actual de la laguna.

Detalló que entre las acciones a realizar para rehabilitar la laguna se encuentran el dragado de mantenimiento de 215 mil metros cúbicos, la modernización de la planta de tratamiento de aguas residuales.

Asimismo, la construcción de presas de retención de sedimientos, diseño y ejecución de alternativa de control hidráulico, así como reparación del muro de gavión, entre otros aspectos.

Consideró importante el rescate del lugar, ya que aseguró que es el único remanente de espacio natural para los manzanillenses, desde donde se pueden generar condiciones de disfrute y esparcimiento.

Por su parte, el titular de la API, Héctor Mora Gómez, le informó que serán tres meses de dragado continuo, para cuyo trabajo se destinarán alrededor de 86 millones de pesos, además de que los residuos serán depositados por altamar para evitar contaminación en la ciudad.

Posteriormente, ambos funcionarios recorrieron la escollera de Las Brisas, que se amplía para que se convierta en un paseo turístico-portuario para el disfrute de habitantes y visitantes.

El director de la API dijo que en mes y medio estará listo y acondicionado para que las y los habitantes del puerto, así como turistas puedan visitarlo.

Precisó que anteriormente la calzada de la escollera medía cuatro metros de ancho, pero ahora tendrá hasta 10 metros, por lo que la zona será un centro de esparcimiento con un amplio mirador hacia el puerto y los buques.

Mora Gómez externó al gobernador que los fines de semana incluso se podría permitir el comercio semifijo de artesanías, además de detallar que dicho proyecto tiene una inversión de alrededor de 44 millones de pesos.