Colima Política

PLANTEA MORENA DESAPARECER ORGANOS ELECTORALES ESTATALES

 

Morena va por una cirugía mayor en los órganos electorales que incluye la desaparición de los Oples, disminuir 50% el financiamiento local de los partidos; reducir el número de consejeros del INE, de 11 a siete; e incluir dos consejeros independientes nombrados por la Cámara de Diputados en la Comisión de Vigilancia del Tribunal del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

La intención es lograr ahorros de entre 14 mil y 20 mil millones de pesos, explicó el diputado Sergio Gutiérrez Luna, responsable del tema electoral en la bancada de Morena.

Los ajustes en materia de austeridad en el INE y el TEPJF se reportaran a la Auditoría Superior de la Federación. “Hay evidencias de que los órganos electorales federales y locales no se han seguido el criterio de austeridad y necesitamos ponerlos en esa línea”, explicó.

La iniciativa también plantea que la violencia política de género comprobada sería causa suficiente para anular un triunfo electoral; el presidente del INE será nombrado, de entre los consejeros electos, por las dos terceras partes de los diputados presentes, durará cuatro años en ese encargo y ya no tendrá posibilidad de reelegirse.

Gutiérrez Luna precisó que Morena analizará alrededor de 54 iniciativas en materia electoral -presentada en la Cámara de Diputados y en el Senado- en mesa de discusión que comenzarán en dos semanas.

Las funciones que, hasta ahora, realizan los Organismos Públicos Locales Electorales (Oples) serían asumidas por los consejos locales del INE, cuyos integrantes nombraría la Cámara de Diputados, indica la iniciativa. Los consejos organizarían elecciones locales.

“Se dice que la desaparición de los Oples daña el federalismo, pero ¿cómo estamos ahorita? A los consejeros de los Oples los designa y remueve el INE, eso no es federalista; además, el INE puede asumir elecciones como lo hace en Puebla, eso tampoco es federalista”, explicó.

Aunque desaparecería la burocracia local, aclaró Gutiérrez Luna, las leyes electorales locales se mantendría y los consejos locales estarían obligados a aplicarlas.