El próximo verano se romperá otra frontera del transporte sostenible, pues los primeros buques portacontenedores eléctricos navegarán por los Países Bajos y por Bélgica.

Sus principales características son: cero tripulaciones y cero emisiones. Los barcos construidos por Port Liner (empresa holandesa) han sido especialmente diseñados para que puedan pasar por debajo de los puentes, en las vías interiores de Bélgica y de los Países Bajos.

Con los nuevos barcos eléctricos Tesla dei Canales se conseguirá reducir de una manera importante el uso de vehículos terrestres. Específicamente, se dejarán de utilizar un total de 23.000 camiones diésel para transportar mercancía.

Los motores de los nuevos barcos utilizan baterías de 7 metros, cuya electricidad será proporcionada por la empresa Eneco, que suministra energía de fuentes renovables.

Al principio puede que haya personal a bordo para cubrir alguna eventualidad. Sin embargo, tras finalizar la etapa de prueba, los Tesla dei Canales podrán desplazarse sin tripulación.

Gracias a las subvenciones europeas que ascienden a un valor de 7 millones de euros y a la colaboración económica de los puertos afectados, se ha podido dar un importante paso en la innovación del sector.

Se estima que a partir del mes de agosto comenzará el funcionamiento de 5 barcos con capacidad para trasportar 24 contenedores y con una autonomía de 15 horas. Después, se ampliará la flota con otros 6 buques más grandes que podrán transportar 270 contenedores y tendrán una autonomía de 35 horas de navegación.

El uso de los barcos Tesla dei Canales supondrá un ahorro de aproximadamente 18.000 toneladas de CO2 al año.