Puerto PuertoNewsMx

Gobierno de AMLO tendrá el desafio de desregular e impulsar el cabotaje marítimo

Para aprovechar al cien por ciento la capacidad instalada del sistema nacional de puertos e impulsar el renacimiento de la marina mercante, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá el desafío de desregular e impulsar el cabotaje marítimo, lo que en un primer paso generaría más de 25 mil empleos directos.

El delegado en el sur de Tamaulipas del Frente Unido de Marinos Mercantes, Guillermo Parra Avello, dijo que la esperanza renace con el nuevo gobierno, pues durante casi tres décadas la federación ha dado la espalda a la Marina Mercante nacional, que hoy apenas la integran unas cuantas empresas mexicanas, obligando a los egresados de escuelas náuticas a emigrar al extranjero para obtener trabajo.

“Fuera de la Sonda de Campeche y de las actividades petroleras, los marinos mexicanos no tienen oportunidad de empleo en su país y tienen que buscar en el extranjero, principalmente las costas de África o en el Golfo Pérsico, hacia donde acuden por su cuenta y riesgo, al obtener contratos de dos o tres meses y sin seguridad social”.

A partir de los gobiernos de Vicente Fox, la Marina Mercante mexicana ha ido en declive, permanece sin desarrollo y el tráfico de cabotaje prácticamente no existe, son muy poquitos los barcos dedicados a la carga blanca, porque en los puertos la ley los somete a los mismos procedimientos legales y fiscales que a los importadores y exportadores, mencionó.

El oficial de marina mencionó que si cambiara la política hacia los puertos y si se impulsara el transporte marítimo, sería más barato el traslado de cargas que por tráileres, generando grandes ahorros para el país, al reducir la destrucción de la conectividad y los índices de accidentes.

Ejemplificó que un camión de carga sólo puede arrastrar un contenedor, mientras que a través de un buque mercante se pueden trasladar mil, entonces habría una reducción en el transporte de mercancías y materias primas.

Si se cambiara la política hacia esa actividad, los egresados de las tres escuelas de marina mercante tendrían empleo en su propio país y no tendrían que esperar más de un año para realizar sus prácticas profesionales, en espera de que les permitan subir a buques extranjeros, mencionó.

A su vez, la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo indicó que en los últimos años el intercambio de mercancía entre puerto y puerto en el país ha ido a la baja.

Entre enero y agosto la carga ascendió de 37 millones 464 mil toneladas, 9.0 por ciento menos que en el mismo período de un año antes, cuando se manejaron 41 millones 158 mil toneladas.

Expresó que también el alto costo de los servicios portuarios son un obstáculo para este tipo de servicios, pero si el gobierno emprendiera estrategias para facilitar el transporte de mercancías mexicanas habría un mayor aprovechamiento de los puertos, incluyendo al de Tampico, que se encuentra subutilizado.

Ese organismo consideró increíble que en México no existan recintos portuarios que faciliten esa actividad, ni haya espacios para movilizar carga mexicana sin reglamentaciones aduanales, de sanidad internacional e impuestos

La CAMEINTRAN manifestó que el tráfico portuario entre los puertos mexicanos se abarata 44 por ciento, lo que demanda la necesidad de promover la competencia dentro y entre los puertos nacionales.

Recordó que el sector marítimo nacional suma el 1% del PIB, es generador de más de 300 mil empleos directos e indirectos y la apertura del cabotaje reduciría la recesión que enfrenta el gremio desde hace más de tres años.

A su vez, el jefe de Navegación del puerto de Tampico, capitán Armando Méndez Reyes, indicó que, por falta de contratos petroleros, más de 60 embarcaciones permanecen varadas desde hace dos en el río Pánuco, en espera del reactivamiento del sector petrolero.

Dijo que aunque había el doble de barcos, algunos han obtenido contratos temporales de trabajo y han salido del puerto, pero después regresan, manteniendo con operaciones mínimas de mantenimiento.