Destacadas Política

Ordena Rogelio Rueda el pago de nómina con vales de gasolina y despensas a priístas

Diversos medios informativos en el estado difundieron la lamentable situación económica que prevalece en el comité directivo estatal del PRI en el estado de Colima.

El Partido Revolucionario Institucional en Colima se encuentra en una “profunda crisis financiera”, en la que “no cuenta con recursos económicos” para poder pagar los salarios de sus más de 80 empleados permanentes (administrativos de servicios) y directivos, y a cambio de ello les entregó como pago “vales de gasolina y despensas alimenticias”.

Diversos trabajadores de dicho instituto político, de los cuales se omiten sus nombres pues existe temor a represalias, denunciaron que el pasado miércoles =dos días después del pago de sus respectivas quincenas= se les notificó que por instrucciones del presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, el pago de salarios se realizaría al 50 por ciento con dinero en efectivo, cheque o depósito bancario, y el resto “con vales de gasolina y despensas”, pues según se justificó “no hay dinero para cubrir la nómina”.

Asimismo, señalaron que el Comité Directivo Estatal del PRI cuenta con múltiples adeudos con proveedores y prestadores de servicios por los gastos realizados en el pasado proceso electoral, precampañas y campañas, a quienes se les han detenido sus pagos por la misma causa: “la crisis financiera”. Expresaron que el pasado miércoles uno a uno de los trabajadores y directivos del PRI Estatal fueron llamados a las oficina de la responsable de Finanzas de ese instituto político “donde se explicó la situación, la difícil situación, económica por la que atraviesa el PRI en estos momentos y se nos anunció que el pago salarial se haría únicamente por el 50 por ciento en cheque, depósito o en efectivo y el resto sería entregado en vales de gasolina y despensas”. A cada empleado y directivo se le advirtió que “de no aceptar esta forma de pago =truque de dinero por vales de gasolina- tendrían que esperar hasta que la situación económica mejore para poder cobrar integro su salario”.

En total, para el proceso electoral 2017-2018, el PRI Colima recibió un financiamiento público del orden de los 11 millones 193 mil 105 pesos, aproximadamente, más las aportaciones que simpatizantes y militantes hicieron para enfrentar estos comicios, lo cual podría ser una cantidad similar al financiamiento público, esto es, pudieran ser 22 millones 386 mil 210 pesos. Pese a ello, el PRI estatal se encuentra descapitalizado, en crisis financiera, y con adeudos a proveedores y prestadores de servicios, además de no contar con recursos económicos para el pago de nomina.

con información de La Extra