El candidato independiente a la Presidencia Municipal, Carlos Arellano Contreras, indicó en rueda de prensa que no declina en sus aspiraciones políticas, al contrario, llegará hasta el final.
Subrayó que Manzanillo se encuentra ante una oportunidad histórica de cambiar el destino de la ciudad, por lo que defenderá su proyecto, puesto que en los últimos días hubo amenazas graves contra él y su equipo.
A pregunta expresa de los periodistas, Arellano Contreras indicó que temió por sus hijos y su equipo de trabajo, ya que como publica ayer un periódico nacional, la violencia política es una realidad, que incluso la ONU emite una alerta, cuando van 48 candidatos muertos en este proceso electoral.
Lamentó que voces en las redes sociales lanzaron una guerra sucia en su contra, en muchos casos “deshumanizada” y de bajo nivel acusando de “artimañas”, porque decidió cancelar su evento de cierre de campaña.
“Quise ser profundamente responsable. Yo soy empresario y me puedo cuidar, pero el problema es cada ciudadano que no se puede cuidar a sí mismo”, refirió.
Hizo referencia a que se desplegó contra él “una guerra sucia feroz”, señalando que iba a declinar, cuando es una mentira, porque “estoy llegando a la recta final mucho mejor que todos los candidatos.”.
El candidato independiente dio por cerrada su campaña con la rueda de prensa, quienes le pidieron dar un mensaje final, invitando a la gente a que no se deje engañar, que salga a votar y a dar un nuevo rostro a la ciudad.