La familia de la cadete acapulqueña Eva Lidia Nava Guzmán, desaparecida en el Mar Arábigo al caer del buque escuela Cuauhtémoc, se encuentra molesta e inconforme con la Marina Armada de México.

Así lo expresó, al cumplirse un año de la pérdida de la joven, su madre Teresa Guzmán Guzmán, quien señaló la falta de credibilidad ante la versión oficial de los hechos, que puso en duda. “No dieron pruebas contundentes que convencieran.

Yo creo que la verdad no tiene por qué ocultarse”, aseguró la mamá de la cadete Eva Lidia. Entrevistada al finalizar una misa ofrecida por la joven acapulqueña en la iglesia de San Cristóbal de la colonia Progreso, la señora Guzmán Guzmán reclamó que la Marina no le diera detalles sobre la desaparición de su hija ni de las labores de búsqueda y rescate que, reveló, comenzaron hasta una hora después, según versiones de testigos.

“Todavía no me puedo recuperar de esta pérdida y no creo que me pueda recuperar; he tomado terapias de tanatología, la cual fue brindada por la Marina, pero también les hubiera agradecido la información que dieron a la Cámara de Diputados y Senadores”, dijo con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos.

Sobre ello, agregó a que “a nosotros que somos los familiares, que somos los más interesados en saber no nos informaron nada”, y que en cambio, a los diputados y senadores les explicaron su desaparición y el rescate, que según ellos, iniciaron por su hija, los días que estuvieron buscándola, pero “a nosotros no nos han comentado nada desde la vez que nos reunimos con el secretario de la Marina, después de ahí ya no nos hemos vuelto a reunir, ni a dialogar cómo van las investigaciones, hasta el momento ya no sabemos nada, ni tenemos contacto para nada, ni nos ha buscado”.

Teresa Guzmán dijo estar tranquila y que perdona a todos los que cometieron anomalías e irregularidades en la desaparición de su hija, ya que aseguró que todos los karmas se pagan en esta vida, ante lo cual esperó que quienes que iban a bordo del buque escuela Cuauhtémoc junto a Eva Lidia, estén tranquilos, porque ellos también tienen hijos.

Este lunes 11 de junio se cumplío un año de la desaparición de la cadete acapulqueña, a bordo del Caballero de los Mares, quien habría perdido el equilibrio y cayó en aguas internacionales cerca de Mumbai, en India, según informó la Secretaría de Marina. Por ello, este domingo se realizó una misa en honor de Eva Lidia, y junto a una fotografía suya en el altar fue colocado un arreglo de rosas. Los familiares agradecieron a quienes acudieron a acompañarlos y por sus oraciones.

 

Con información de Comunidad Portuaria y la Agencia Quadratín.