Un grupo de trabajadores y empresarios pesca deportiva, turística y recreativa, representantes del Deportivo de Pesca Manzanillo AC, Pescadores Deportivos de Manzanillo AC, Spear fishing Manzanillo A C y el grupo Cajuchialam de Colima, expusieron ante candidatos de diferentes partidos en forma breve pero concisa la problemática que los afecta.
En reunión efectuada en la Plaza del Pez Vela en el centro de Manzanillo los ahí reunidos demandaron a las actuales y futuras autoridades el reimpulso de la actividad que, expusieron, está desde hace años en el olvido.
En este encuentro donde privó el diálogo respetuoso Marko Alcaraz representante del Comité de Pesca Deportiva, Turística y Recreativa del Estado de Colima, señaló que el rezago de este sector ha ocasionado que la ciudad deje pasar un nicho de mercado que en Los Cabos – Baja California- genera más de 20 millones de pesos por año tan sólo en concepto de permisos.
El representante de esta organización recordó que la pesca deportiva puede ser un nuevo motor de la economía local puesto que en otros puertos del país con mayor arraigo lo ha demostrado.
“La pesca deportiva e  Manzanillo carece de espacios propios… Tan es así que aquí en ms ciudad no hay una sola gasolinera para lanchas, no hay una sola rampa pública y segura para botar lanchas, no hay marina ni puerto de resguardo cuando todo ello es más que necesario”.
Marko Alcaraz lamentó la estéril respuesta que hasta la fecha han obtenido a pesar que desde hace años han manifestado el rezago del este sector y pese a que, guardando las proporciones, han demostrado tener un impacto en la economía local.
Asimismo sostuvo que buscan un trato similar al que se le ha dado a la pesca comercial que, en su opinión, tiene mayor respaldo de las propias autoridades.
“No somos minoría, ocupamos gobernantes que compartan nuestras necesidades y que nos escuchen, la pesca deportiva ofrece muchas oportunidades y nos duele aún más nuestra situación porque trabajamos en el denominado principal puerto del país”.
Los ahí reunidos bajo la escultura icónica de Sebastián, siempre en orden, mostraron cartelones donde fijaban su postura básica en torno a la problemática descrita.