La próxima implementación de restricciones al contenido de azufre en los combustibles marinos puede elevar los costos anuales de combustible para la industria naviera entre unos 50 a 60,000 millones de dólares, incluyendo 10,000 millones solo para el sector de portacontenedor, aseguró el CEO de AP Moller-Maersk, Soren Skou.

Skou se mostró favorable a un mayor uso de combustibles más limpios en el corto plazo frente a otras opciones como el GNL o el uso de depuradores, y también sugirió enfáticamente una prohibición para el tránsito de buques que usen combustibles con mayor contenido de azufre, o HSFO sin contar con la instalación de depuradores a partir de 2020. Esto en miras a implementación del límite mundial de 0.5% de contenido de azufre en los combustibles marinos a partir del año señalado.

La industria naviera utiliza anualmente alrededor de 280 millones de toneladas de bunkering y si el valor diferencial actual entre HSFO y combustibles bajos en azufre persiste en alrededor de US$200 / tm en contra, será un gran gasto adicional que puede generar mayores costos en el transporte de bienes en todo el mundo, señaló Skou luego de exponer en la Conferencia Marítima de Singapur.