Nina Martínez, coordinadora del comité de ética de la Asociación Mexicana de Investigadores y Profesionales de Comunicación Organizacional (AMIPCO), condujo un conversatorio con alumnos de las licenciaturas en Comunicación y Mercadotecnia, sobre el quehacer de la Comunicación Organizacional (CO) en México, esto como parte de la estancia académica que realiza en el Centro Universitario de Investigaciones Sociales (CUIS) de la Universidad de Colima.

En su presentación, expuso los límites y alcances que tiene la Comunicación Organizacional a partir de la visión y aportes de los académicos a nivel internacional y nacional, quienes han ayudado al gremio a fijar los límites de ésta desde la AMIPCO, dijo, estableciendo los espacios de reflexión sobre la CO en el país.

Entre algunos datos, dijo que los programas de Comunicación comenzaron en la Escuela “Carlos Septién”, la cual surgió en 1949 como la primera escuela de Periodismo en el país; después, en los ochenta, se dio un boom de las escuelas de Comunicación. Actualmente, según datos estadísticos de la ANUIES, hay 69 mil 108 estudiantes de esta carrera en México, en los 319 programas de licenciatura que se encuentran registrados.

A nivel nacional, continuó, “cuatro de estos programas se encuentran relacionados con la Comunicación Organizacional, pero sin modificaciones a los planes de estudio de la comunicación en general, esto es, bajo sus diferentes apellidos: comunicación social, institucional, empresarial y relaciones públicas, por lo cual no es claro si efectivamente se dan los lineamientos para tal especialidad”.

Planteó el reto de la identidad y límites sobre el quehacer en esa área, y entre los quehaceres de la AMPICO, dijo, están el de potenciar el desarrollo teórico, epistemológico, y la práctica comunicativa.

Además, adelantó, “la AMPICO tiene la intención de producir contenidos y certezas para el campo laboral con un adecuado ejercicio de la profesión, para apoyar el desarrollo social, cultural y económico de la sociedad mexicana”.

Para lo anterior, mencionó que se han diseñado puntos de acuerdo, de capacitación y actualización en temas de CO y su adecuado ejercicio, así como para mantener vínculos constantes con el campo académico y profesional.

De los programas mencionados, dijo, datos proporcionados por el Consejo Nacional para la Acreditación de la Comunicación en México informan que hay 33 acreditados y 18 reacreditados.

Por último, comentó que un aspecto importante en estos temas es la creación de las asociaciones o redes que permitan el desarrollo de proyectos y la actualización, así como el mantenimiento de los principios de calidad, en los cuales la Comunicación Organizacional está presente.