Para garantizar la seguridad de los medicamentos que se dispensan a usuarios en la recuperación de la salud, el Centro Estatal de Farmacovigilancia desarrolla sistemas que faciliten la detección de reacciones adversas y puedan ser atendidas mediante la notificación para limitar riesgos en las personas que los consumen.

Dicho Centro es operado por la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Coespris, dependiente de la Secretaría de Salud y Bienestar y cuenta con mecanismos para la notificación de estas situaciones.

Cuando ocurre una reacción adversa a medicamentos, se debe notificar a fin de se valoren las dosis, se analice el producto o en su caso, se excluya del cuadro básico o del mercado.

Los medicamentos con patente cuentan con la certeza de seguridad para el consumidor; sin embargo, es importante conocer todos sus efectos, sobre todo en personas con tratamiento para varios padecimientos que al mezclarse, pueden causar algún efecto.

Profesionales de la salud, tanto del área médica como de expendios de farmacias, ayudan a hacer los reportes correspondientes que les refieran sus pacientes.

También el usuario puede notificar directamente con el médico tratante o donde adquirió el medicamento, puede acudir a la ventanilla de Coespris o llamar al 0180REGULAS (7348527)

Igualmente se dispone de la plataforma “Notireporta” en donde médicos, farmacéuticos o usuarios pueden hacerlo directamente siguiendo los pasos indicados en https://notireporta-cofepris.mx/ que es atendido por el Centro Nacional de Farmacovigilancia de la Secretaría de Salud federal, único propietario y custodiante de la base de datos de usuarios.

En los últimos dos años, en Colima se han atendido 177 notificaciones; 99 fueron en el 2016 y 78 en el año 2017.

Se invita a la población a no automedicarse y verificar registro sanitario de los productos para bajar de peso, ya que incluso algunos que se ostentan como naturistas, combinan corticoides que pueden poner en riesgo la salud.