+La COESPRIS emite como medida precautoria la prohibición para comercializar moluscos bivalvos como ostiones, almeja, callo margarita y callo de hacha

La Secretaría de Salud y Bienestar Social, a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COESPRIS), alerta de manera precautoria a la población colimense y a turistas que visitan la entidad a no consumir moluscos bivalvos, ya que se detectó la presencia de un evento de naturaleza tóxica en la costa de Colima.

Lo anterior, señaló la autoridad sanitaria, es resultado de los operativos de muestreo y análisis del agua de mar realizados por la COESPRIS y la Secretaría de Marina, a través del Instituto Oceanográfico del Pacifico, en los que se descubrió la presencia de especies productoras de toxina diarreica en concentración superior a la establecida como de riesgo.

Por ello, la COESPRIS emite como medida precautoria la prohibición para comercializar moluscos bivalvos como ostiones, almeja, callo margarita y callo de hacha provenientes de cosecha silvestre y/o almacenados en el mar y esteros donde se ha detectado este fenómeno natural.

Así, se recomienda a la población que se abstengan de adquirir y consumir producto de venta en la vía pública y a pie de playa por pescadores furtivos y vendedores ambulantes. En caso de consumirlos, acudir a lugares formalmente establecidos y regulados por la autoridad sanitaria.

Asimismo, si se presentan síntomas y signos como hormigueo en los labios, entumecimiento, diarrea o dolor abdominal, es necesario que acudan inmediatamente a recibir atención médica e informen si consumieron ostión, almeja u otro molusco de 2 conchas.

La COESPRIS recomendó la población estar atentos a los comunicados de la Secretaría de Salud respecto a la evolución de este fenómeno natural y pone a disposición los teléfonos 01 800 REGULAS (018007348527) para recibir orientación.