Ya trabajan en programar nuevamente la visita del presidente de México Enrique Peña Nieto, a dar el banderazo de inicio de las obras del dragado en el puerto de Mazatlán, una obra que pondrá a ese puerto en el mapa mundial.

El año pasado, el gobernador de Sinaloa Quirino Ordaz Coppel, así como el de Durango José Rosas Aispuro Torres y el Coordinador General de Puertos y Marina Mercante, Guillermo Ruiz de Teres dieron a conocer que se habían conseguido los recursos para la obra del dragado en el puerto.

Lo primero que se puso en acción fue el trabajo de remodelación de la escollera principal, a fin de que la zona de navegación fuera más segura y se procediera a echarle trabajo a donde se daría más cabida a buques de gran calado.

Hace cuatro años, el mismo Enrique Peña Nieto en el evento del Consejo Mexicano para la Competitividad, donde incluso se anunciaron mil 300 millones de pesos para esta obra. Nadie le preguntó, nadie lo comprometió, el presidente de México hizo esa declaración de ampliación del puerto, y todavía fue más allá donde indicó que el recurso estaba asegurado. Pero, hasta el año pasado nadie sabía de los recursos.

Fue de extrañarsse de los sinaloenses cuando se dieron cuenta que en el plan sexenal de infraestructura que presentó el presidente de México no estaba contemplada la obra del dragado.

La llegada a darle el banderazo a esta obra, anuncia que al fin sse realizará ahora sí, con esto se contempla la primera de dos visitas oficiales a Mazatlán. La otra que vendrá será para la inauguración del Tianguis Turístico que se celebrará en Mazatlán en abril.