En el primer operativo del mes de febrero se realizaron 96 pruebas de las cuales 55 fueron negativas +Seis vehículos fueron remitidos y se aplicaron siete infracciones

Con la participación de personal de la Secretaría de la Juventud a través del programa “Échale Neurona”, se llevó a cabo el primer operativo de alcoholímetro en la capital del estado correspondiente al mes de febrero, en coordinación con las Secretarías de Movilidad, Salud, con la Policía Federal, Estatal y personal de Tránsito Municipal y Seguridad Ciudadana del municipio de Colima, así como de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Durante el operativo se aplicaron 96 pruebas de manera aleatoria, dejando como saldo seis vehículos remitidos y siete infracciones aplicadas.

Instalado en la glorieta de José Pimentel Llerenas, en el cruce de las avenidas Francisco Javier Mina y Anastacio Brizuela, el operativo de alcoholimetría forma parte de las acciones que el Gobierno del Estado realiza con la finalidad de prevenir accidentes y concientizar sobre el riesgo de conducir bajo los efectos del alcohol.

De las 96 pruebas que se realizaron, siete fueron acreedoras a infracción por resultar positivo en la prueba y les fue retirado el vehículo, mientras que a 34 conductores sólo se les recomendó no circular bajo los efectos de bebidas embriagantes ya que presentaron niveles de alcohol permitido.