La inflación en enero creció 5.55% en su tasa interanual debido a las alzas en la gasolina Magna y al gas doméstico LP, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato es menor al registrado en diciembre de 6.77%, el más alto en 16 años y medio, gracias a la comparación con la de enero de 2017, cuando se dispararon los precios debido al incremento de los combustibles y se tuvo una inflación de 4.72%.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó en enero pasado un crecimiento mensual de 0.53%; el índice de precios subyacente –considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad– tuvo una variación mensual de 0.28% y anual de 4.5%, en tanto que el índice de precios no subyacente registró un aumento mensual de 1.24% y anual de 8.44%.

La cifra de enero es la más baja desde el 5.35% de marzo, pero sigue sobre la meta del 3.0% del Banco de México (Banxico), lo que mantiene las apuestas del mercado a un alza de la tasa clave más tarde este mismo jueves.

El aumento sería el segundo consecutivo con Alejandro Díaz de León a la cabeza de la entidad monetaria, luego de que en diciembre la tasa de interés de referencia subió a 7.25% desde el 7.00% vigente desde junio de 2017.

Los productos cuyo encarecimiento impactó más en la inflación el mes pasado fueron la gasolina de bajo octanaje, que tuvo una variación de mensual 3.19%: el gas doméstico LP, que subió 2.99%, y el huevo, que se elevó 7.71%.

A estos productos les siguen el servicio de loncherías, fondas, torterías y taquerías, con un alza de 0.88%; los plátanos, con 20.21%, y los restaurantes, con 0.96%.

Por otra parte, los alimentos, tanto procesados como naturales, fueron con los productos que sufrieron mayores alzas en comparaciones anuales, ya que los precios de las frutas y verduras subieron 20.65%, mientras que los de los alimentos procesados, bebidas y tabaco se incrementaron 6.50%.

Los energéticos, además, se encarecieron 7.00% interanual y las tarifas autorizadas por el gobierno, 7.31%.

Banxico ha señalado que la convergencia de la inflación interanual al objetivo permanente de 3.0% será más lenta de lo que había anticipado inicialmente, alcanzando niveles cercanos a la meta a finales de 2018.

Con información de Reuters