Actualmente, Grupo Posadas es indiscutiblemente el líder hotelero a nivel local y la empresa más grande del sector en América Latina. Con más de 50 años de experiencia en el giro hotelero, la compañía propietaria de Live Aqua, Fiesta Americana, Fiesta Inn, ONE, y cinco marcas más, está por entrar en un nuevo umbral de crecimiento gracias al desarrollo de su nuevo modelo  de negocios, GAMMA.

Hace casi cuatro años, y tras un estudio pormenorizado del sector, Grupo Posadas detectó una veta de oportunidad que vendría a sumar su operación, decidiendo apostar por primera vez en el negocio de franquiciar una marca y los servicios hoteleros detrás de ella, en concordancia con la meta de duplicar el tamaño de la empresa en cuanto a número de hoteles se refiere para 2020.

“Detectamos que dentro de nuestro mercado había un nicho que no estaba debidamente atendido por una compañía como la nuestra, ya que con la cantidad de hoteles independientes que existen a lo largo y ancho de la República Mexicana, muchos de ellos icónicos, notamos que éstos requerían que fueran operados por sus  propietarios para conservar su esencia, pero que también requerían de un soporte de plataformas de distribución y comercialización robusta, algo que ofrece una compañía como la nuestra”, afirma Antonio Echeverría, director de Servicios de Franquicia de Grupo Posadas.

Así es como  surge GAMMA que, como su nombre lo indica, es un abanico amplio de hoteles independientes en México, que sin la necesidad de estar totalmente estandarizados, tienen la opción de cubrir ciertos requerimientos mínimos para poder estar conectados en la red hotelera más amplia del país.

Dichos requerimientos, apunta Antonio Echeverría, “se encuentran relacionados en su mayoría, con temas de seguridad y el confort de los huéspedes. En mancuerna con el propietario, se hace un estudio, se sugieren adecuaciones que no alteran la apariencia, concepto o esencia del hotel, y se conecta de inmediato a nuestra red, la cual opera en tiempo real, y que hoy cuenta con casi 160 hoteles”.

Al cierre de 2017, un poco más de tres años tras el lanzamiento de GAMMA, la firma contaba con 12 hoteles, algunos operados por POSADAS y otros más franquiciados. Actualmente, de cara al año que comienza, la compañía ya tiene contratos firmados para concluir 2018 con cerca de 20 hoteles, casi el doble de lo logrado el año pasado, lo que va en línea con el plan de Grupo Posadas de contar con un portafolio de poco más de 400 hoteles en ambos modelos para 2025.

Como explica Echeverría, los beneficios que ofrece un modelo como GAMMA radican en “la necesidad de integrarse a un modelo de promoción y distribución como el de Grupo Posadas, que de otra manera resultaría muy costoso”. Así, GAMMA está obligado a contribuir con al menos 20% de los ingresos por habitaciones, cifra que ha sido rebasada ya que actualmente registran casi el 50%, poco más del doble. El valor agregado que generamos para el propietario oscila entre 25 y 30% del valor neto. “Si yo te genero casi el 50% de los ingresos y tú me pagas 15 o 20% como ‘fee’, la ventaja es clara”, concluye Echeverría.

Tras el crecimiento de GAMMA, sumados al expertise y la garantía de calidad de Grupo Posadas en el mercado hotelero, la firma se perfila de forma indiscutible a nueva etapa en la que otros hoteles se verán beneficiados de una empresa robusta, que hoy en día invierte en promoción y publicidad como ninguna otra además de contar con programas como Fiesta Rewards, el sistema de recompensas más importante en hotelería. La idea al final del día, como señala Antonio Echeverría, es “transformar los hoteles en casos de éxito”.

Con información de Forbes México