El 2017 fue un buen año para buena parte de los cruceros mexicanos. El año pasado se transportaron 13.3 por ciento más pasajeros a través de ellos en comparación con lo reportado en 2016.

En total, fueron movilizadas 7 millones 284 mil personas, de acuerdo con cifras preliminares de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, perteneciente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Lo anterior gracias a un total de 2 mil 486 arribos realizados en todos los puertos de México, aunque el incremento estuvo concentrado en unos cuántos.

Este aumento obedece principalmente a que los barcos usados para los cruceros tiene mayor capacidad, dijo Arturo Musi, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas para la Atención a Cruceros Turísticos (Amepact).

“Lo que creemos es que el mismo crecimiento de la industria, a nivel mundial, la industria de cruceros está creciendo y es lo que ha ocasionado que tengamos mejores cifras”, comentó.

Resaltó que ahora llegan barcos de mayor capacidad, por ejemplo, un Ruby Princess con una capacidad para 3 mil 500 pasajeros, cuando antes se operaba con otros como los Holland America de mil 200 pasajeros.

“El barco que ahora llega es dos o tres veces la capacidad de uno de antes”, enfatizó.

Además, a nivel nacional, hay dos puertos con importantes crecimientos: Majahual y Cozumel, ambos en Quintana Roo.

En el primero, ya se rebasaron los 300 arribos con los que movilizaron a poco más de un millón de pasajeros, 48.6 por ciento más que en 2016. Este aumento obedece a que se trata de un nuevo puerto en una nueva ruta, explicó.

En Cozumel se reportaron mil 240 arribos y un total de 4 millones 98 mil pasajeros, 12.4 por ciento más que en 2016.

Huatulco también figuró como uno de los que mayor crecimiento reportó al pasar de 43 mil 483 pasajeros a 65 mil 386, según las estadísticas de la SCT.

Sin embargo, otros como los de Zihuatanejo y Manzanillo no han logrado recuperarse de la crisis en la que entraron desde 2008, por factores como la inseguridad, dijo Musi.

Añadió que ante esto es necesario hacer un estudio de mercado para conocer las razones de las caídas en estos lugares, porque no se conoce con exactitud si también influyen las tarifas o falta de atractivos en los lugares.